• Imagen 1 Titulo 1
    Si necesitas oración, llámanos:2 771 51 43 o 8 526 73 01

Casa de Oración De Daniel Flores Perez Zeledon Costa Rica

Los Adventistas y las Comidas

Los Adventistas y las comidas

Ellos creen

Otro de los grandes errores de la religión Adventista del Sétimo Día (Sabatistas) es creer, como lo estipula la Ley de Moisés, que es pecado comer carne de animales inmundos, por ello no comen carne de cerdo, cabra, etc.

La Biblia dice

Marcos 7,15-19: Jesús es claro al afirmar que ninguna comida contamina al hombre porque la comida no llega al corazón sino al vientre y luego al excusado. Y Marcos termina diciendo: "Esto decía, declarando limpios todos los alimentos".

I Timoteo 4,3-5: En este pasaje Pablo nos enseña que todo lo que Dios creó es bueno, refiriéndose a los alimentos y nada es malo si se come con acción de gracias y que la Palabra de Dios y la oración santifican todo alimento.

Romanos 14,1-17: Note usted que Pablo llama "débil en la fe" al que no come de todo (V. 1 al 3). De hecho cuando la conciencia de alguien lo acusa de estar en pecado por comer ciertos alimentos es porque carece de fe en nuestro Señor. Veamos algunos textos de este pasaje de Romanos:

"Recibid al débil en la fe, pero no para contender sobre opiniones. Uno cree que se ha de comer de todo; otro, que es débil, solo come legumbres" (Romanos 14,1-3).

"El que come, para el Señor come, porque da gracias a Dios; y el que no come, para el Señor no come, y también da gracias a Dios". (Romanos 14,6b).

"Yo sé, y confío en el Señor Jesús, que nada es impuro en sí mismo; pero para el que piensa que algo es impuro, para él lo es" (Romanos 14,14).

"porque el Reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo. El que de esta manera sirve a Cristo, agrada a Dios y es aprobado por los hombres". (Romanos 14,17-18).

"No destruyas la obra de Dios por causa de la comida. Todas las cosas a la verdad son limpias; pero lo malo es comer algo que haga tropezar a otros. Mejor es no comer carne, ni beber vino ni hacer nada que ofenda, debilite o haga tropezar a tu hermano. ¿Tienes tu fe? Tenla para tí mismo delante de Dios. Bienaventurado el que no se condena a sí mismo en lo que aprueba. Pero el que duda sobre lo que come, se condena a sí mismo, porque no lo hace con fe; y todo lo que no proviene de fe es pecado" (Romanos 14,20-23).

Todos los derechos reservados Casa de Oración de Daniel Flores | Creado por Casa de Oración DF
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=