• Imagen 1 Titulo 1
    Si necesitas oración, llámanos:2 771 51 43 o 8 526 73 01

Casa de Oración De Daniel Flores Perez Zeledon Costa Rica

Yoga y la Biblia

YOGA

La palabra "yoga" se deriva del sánscrito "yug", que significa unión mística. Existe una ley en la filosofía mística oriental que esclaviza a las personas en un ciclo de sucesivas reencarnaciones, hasta purgar las malas acciones y quedar libre del determinismo del karma. Esta liberación se produce en el "yug", la unión mística del yo interior con el yo superior (del hombre con dios).

Como lo publicó el diario El Puente: "El Yoga es un veneno cubierto de caramelo: porque implica una serie de métodos de frugalidad, ejercicios corporales y meditación, tendientes a liberar el alma de todo lo terrenal. Y no sólo eso, sino también apunta a acortar el ciclo de reencarnaciones que la filosofía hindú pronostica a aquélla (el alma), por la suciedad de su vida anterior. Debe reencarnarse tantas veces como sea necesario para purificarse por su propia fuerza y llegar a la redención, a la identificación con Brahma, el alma mundial".

El Bhagavat-gita, libro sagrado para los yoguis, dice que el yoga significa "concentrar la mente en el Supremo mediante el control de los sentidos".

El yogui español Madhana Mohan, afirma que el yoga es entrega, servicio, desprendimiento, discernimiento, purificación. Son una serie de técnicas que no son fines en sí mismas, sino que son medios para lograr la experiencia última que postulan las verdades de la filosofía vedanta.

Existen diferentes escuelas, pero todas bajo los regímenes de la religión hindú y bajo la supervisión de un gurú. Entre las más conocidas están la Mantra yoga, que prefiere fórmulas mágicas (mantras) que se repiten constantemente a modo de versos. El Suda Dharma Mandalam que predica la realización de Dios y el amor en el interior del hombre, es decir la total liberación (Nirvana). Hacen ejercicios de respiración con previa relajación corporal, combinados con invocaciones de poder para fundirse con el universo a través de la meditación trascendental.

Hay elementos cristianos fuertes que se oponen a la práctica del yoga: el yoga tiene relación estrecha con la reencarnación (doctrina antibíblica), de idolatría (conectarse con Brahma), dominio del cuerpo para alcanzar el cielo (contradice la gracia).

Satanás y sus demonios hábilmente han introducido prácticas que son puertas abiertas a doctrinas hindúes u orientales. Son pocos los cristianos que perciben este peligro demoníaco. El solo hecho de ser originariamente una práctica de tipo religiosa debería hacernos actuar con cautela. Los cristianos no necesitamos de yoga ni de meditación trascendental para tener la paz del alma.

Todos los derechos reservados Casa de Oración de Daniel Flores | Creado por Casa de Oración DF
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=