• Imagen 1 Titulo 1
    Si necesitas oración, llámanos:2 771 51 43 o 8 526 73 01

Casa de Oración De Daniel Flores Perez Zeledon Costa Rica

Homosexualismo y la Bíblia

LA HOMOSEXUALIDAD
En primer lugar: hasta hoy (2011) la ciencia no ha podido determinar que la homosexualidad tenga un origen genético, es decir, no puede aseverar que SE NACE HOMOSEXUAL. Lamentablemente tampoco la otra postura puede inferir que la HOMOSEXUALIDAD se adquiere. Ni una ni otra posición puede ser corroborada científicamente. Esto obliga a los debatientes a defender sus posiciones desde perspectivas más filosóficas. El homosexualismo, por ende, es un tema filosófico.
Para los cristianos, los judíos y los musulmanes el homosexualismo es un PECADO. Los psicólogos cristianos aducen que el origen de la homosexualidad no es genético sino que se adquiere. Se habla de múltiples causas del homosexualismo, entre ellas, violaciones no superadas, padres insensibles o demasiado amorosos que se pierden (muerte o divorcio), etc. 
Se usa el término PREFERENCIA SEXUAL para referirse a homosexuales u heterosexuales, sin embargo desde la perspectiva etimológica una preferencia es una escogencia libre del sujeto con respecto a su relación erótica. Existen muchas relaciones eróticas y no solo la heterosexualiad y la homosexualidad, también está la zoofilia (relaciones genitales con animales), la necrofilia (relaciones genitales con muertos) fetichismo (exitarse con objetos o prendas femeninas), samuelismo (exhitarse al observar personas desnudas), travestismo (exhitarse al vestir ropas femeninas), exhibicionismo (exhitarse al mostrarse desnudos ante el sexo diferente), la masturbación (exhitarse uno mismo tocándose las partes íntimas), etc. Todas estas PREFERENCIAS tienen en común: el orgasmo. En todas ellas se experimenta o se busca un orgasmo. De todas ellas, la que certeramente es permitida por la Biblia es la HETEROSEXUALIDAD. Es decir, que la única PREFERENCIA SEXUAL permitida por Dios es la heterosexualidad. 
Para Dios la homosexualidad es un pecado como el adulterio, la mentira, la brujería, que puede conducir al ser humano al fuego del infierno.
Dios envió fuego del cielo para quemar dos pueblos enteros. Sus pecados eran gravísimos y el homosexualismo sobresalía entre todos (Génesis 19,1-29). Si Dios borró a dos pueblos de la faz de la tierra por culpa del homosexualismo, indica que para Dios ese pecado es muy grave.
La solución para el HOMOSEXUAL y las otras preferencias sexuales es EL DOMINIO PROPIO. Así como un heterosexual debe tener DOMINIO PROPIO para no caer en adulterio o pedofiliar, así el homosexual debe pedir a Dios el FRUTO DEL ESPÍRITU del DOMINIO PROPIO (Gálatas 5,22) , que es el don de Dios para LA SANTIDAD. Con ayuda de Dios, y solo con ayuda de Dios se puede vencer a ese GIGANTE que es el HOMOSEXUALISMO, EL ADULTERIO y las otras preferencias sexuales.
Dios nunca puede bendecir un matrimonio homosexual, porque hacen cosas que van contra la naturaleza. Dios creó al hombre para la mujer y no el hombre para el hombre. La Biblia y la naturaleza nos enseña eso: "Por eso Dios los entregó a pasiones vergonzosas, pues aún sus mujeres cambiaron las relaciones naturales por las que van CONTRA LA NATURALEZA. Del mismo modo también los hombres, dejando la relación natural con la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío" (Romanos 1,26-27).Si hoy permitimos las uniones homosexuales, mañana tendremos que permitir el bestialismo o zoofilia como algo normal (las relaciones sexuales con animales), no dejemos portillos abiertos, no llenemos de más antivalores esta sociedad.
A los homosexuales que desean dejar esa vida busque ayuda de un psicólogo cristiano o un pastor y cambie su vida, que en Cristo hay esperanza.
Vea lo que piensa Dios al respecto:
"¿No sabéis que los injustos no heredarán el Reino de Dios? No os engañéis: ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los que maldicen, ni los estafadores, heredarán el Reino de Dios. Y esto érais algunos de vosotros, pero ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados en el nombre del Señor Jesús y por el Espíritu de nuestro Dios" (I Corintios 6,9-11).
La Palabra de Dios se opone a la HOMOSEXUALIDAD porque es una práctica, evidentemente contra natura. El hombre fue hecho para la mujer y viceversa.


En Génesis 19,5 vemos como un grupo de varones sodomitas (habitantes de Sodoma) llegaron a la casa de Lot "y llamaron a Lot, gritando: ¿Dónde están los hombres que vinieron a tí esta noche? Sácalos, para que los conozcamos". Conocer, en la Biblia, es sinónimo de tener relaciones genitales: querían violarlos. Encontramos un caso muy parecido en Jueces 19,22.
En Levítico 18,22 leemos: "No te acostarás con varón como con mujer, es abominación".
En Levítico 20,13 leemos: "Si alguien se acuesta con otro hombre como se hace con una mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos: sobre ellos caerá su sangre". Suena muy cruel la sentencia, pero es la misma línea que dicta la naturaleza: cuando hay una célula mala es destruida por las otras. Aunque la sentencia no se aplica para el NUEVO PACTO, sí fue y es una gran enseñanza sobre las consecuencias de hacer lo malo o ir contra natura.
En Deuteronomio 23,17 se le comienza a dar el nombre de sodomita a lo que hoy conocemos como HOMOSEXUAL. Leemos "No hay rameras entre las hijas de Israel, ni hay SODOMITA entre los hijos de Israel".
En I Reyes 14,24 leemos: "Hubo también SODOMITAS en la tierra, que cometieron todas las abominaciones de las naciones que Jehová había echado de delante de los hijos de Israel".
En I Reyes 15,11 vemos que Asa hace lo recto a los ojos de Dios porque expulsó del país a los SODOMITAS. En I Reyes 14,46 dice que Josafat terminó de barrer con el resto de SODOMITAS que habían quedado en tiempos de su padre Asa.
En I Timoteo 1,10 y I Corintios 6,9 se usa la expresión "arsenokoitis" que etimológicamente es "varón coito", es decir relaciones genitales entre varones.  En la primera cita leemos: "La Ley ... fue dada ...para los fornicarios, para los que tiene coito con hombres (homosexuales)...". En la segunda cita leemos: "...ni los fornicarios...ni los que tienen coito con hombres (homosexuales)... heredarán el reino de Dios".
Por último tenemos Judas 7 que dice: "También Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquellos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios CONTRA LA NATURALEZA, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno".
Ven a Jesús y déjate lavar, santificar y cambiar por Jesús.
Todos los derechos reservados Casa de Oración de Daniel Flores | Creado por Casa de Oración DF
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=