• Imagen 1 Titulo 1
    Si necesitas oración, llámanos:2 771 51 43 o 8 526 73 01

Casa de Oración De Daniel Flores Perez Zeledon Costa Rica

La Magia y la Sagrada Escritura

Dios abomina la magia

¿Qué entendemos por magia? Kurt Koch la define así: "es el discutido arte que pretende conocer y dominar el reino de los espíritus, el humano, el vegetal y el animal, y aún la misma materia inerte, por medios extrasensoriales, en virtud de ceremonias secretas".

Bajo las artes mágicas se agrupan los adivinos, los hechiceros, los astrólogos y los brujos.

Cuando un personaje tiene poderes sobrenaturales que no ha recibido por medios bíblicos, decimos que estamos ante un mago, hechicero o brujo.

Aclaramos que los poderes sobrenaturales que recibimos los creyentes, los cristianos, bajo una perspectiva bíblica, es el único poder sobrenatural permitido por Dios (Marcos 16,16-18).

Pero los poderes sobrenaturales de los magos, hechiceros, adivinos, curanderos y brujos no son permitidos por Dios, porque vienen de los demonios, de espíritus malignos.

Algunos brujos distinguen la magia negra de la magia blanca diciendo que la magia negra es usar los poderes sobrenaturales para hacer mal a las personas y que la magia blanca es usar esos poderes para hacer el bien. Sin embargo Dios no permite ni la magia negra ni la blanca.

En Hechos 16,16-18 Pablo se encuentra con una joven adivina, que usaba magia blanca pues no hacía mal a nadie, pero Pablo echa  ese espíritu de adivinación, porque no es de Dios.

Si usted experimenta poderes sobrenaturales no bíblicos como adivinar, hipnotizar, mover objetos con la mente, leer la mente , etc, es porque tiene un espíritu demoníaco y necesita ayuda. Busque la Iglesia cristiana más cercana para ser liberado.

La Palabra de Dios es muy clara al respecto: "No sea hallado en tí ... quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago...Porque es abominable para Jehová cualquiera que hace estas cosas" (Deuteronomio 18,10-12).

En los tiempos bíblicos los que habían practicado magia se arrepentían y quemaban sus libros de magia, veamos: "Asimismo muchos de los que habían practicado la magia trajeron los libros y los quemaron delante de todos" (Hechos 19,19).

La Biblia dice que los magos y hechiceros no heredarán el reino de Dios (Gálatas 5,20-21; Apocalipsis 21,8 y 22,15).

Todos los derechos reservados Casa de Oración de Daniel Flores | Creado por Casa de Oración DF
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=