• Imagen 1 Titulo 1
    Si necesitas oración, llámanos:2 771 51 43 o 8 526 73 01

Casa de Oración De Daniel Flores Perez Zeledon Costa Rica

La televisión y los valores

LA TELEVISIÓN Y LOS VALORES
Los diarios nos alarman con los homicidios, suicidios, violaciones de jóvenes y niños, la violencia en la sociedad y en los centros educativos, cantidad de niñas y adolescentes embarazadas y la gran crisis de valores que enfrenta el mundo actual.
Como ex-director de colegio y sobre todo como educador, soy testigo de la alarmante violencia y rebeldía que manifiestan nuestros estudiantes.
Los profesionales se reúnen para frenar tal crisis de valores con boletas, castigos, bajonazos de calificaciones, talleres, y mil cosas más que parecen no dar ningún resultado.
Desde hace muchos años, décadas, expertos advertían sobre los resultados, en los niños de aquel entonces, cuando fueran mayores. En aquel entonces los MEDIOS DE COMUNICACION, sobre todo la televisión, comenzaron a sembrar violencia, pornografía, rebeldía y toda clase de antivalor. No me explico por qué el Estado nunca hizo nada para frenar algo que hoy estamos cosechando.
La televisión desde hace décadas es la niñera en los hogares. Los padres de familia y las empleadas domésticas para quitarse a esos "chiquillos" majaderos le encienden la televisión y así se los quitan durante la mañana y tal vez toda la tarde de encima. Después la sociedad se queja de la rebeldía, de la violencia, las violaciones sexuales, los suicidios y la crisis de valores. Señores, lo que uno siembra, eso cosecha (Gálatas 6,7-8)
¡Qué lástima que los padres de familia en lugar de poner a sus hijos frente a un televisor, no los enviaran a jugar al patio!
¡Qué lástima que en lugar de comprarles esos juguetes violentos no les compraran carritos, y miles de juguetes más que no son violentos!
Padres de familia que dejan a sus hijos ver tele, no se alarmen si el día de mañana sus hijos son violadores, o matan a alguien por una insignificancia o se suicidan. Lo que uno siembra eso cosecha.
Padre de familia sabía usted que si su hijo ve programas violentos o pornográficos se convierte en un asesino o violador en potencia, aunque nunca haya matado o violado a nadie. Una persona que ve mucha violencia se convierte en un asesino por dentro, y cuando se le presente la oportunidad (un colerón) perderá sus estribos y si tiene una arma en mano la descargará contra el otro. ¡Qué lástima que a la cárcel vayan las víctimas de la televisión y no las televisoras, que son las verdaderas culpables de esta crisis!
Todos los derechos reservados Casa de Oración de Daniel Flores | Creado por Casa de Oración DF
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=