• Imagen 1 Titulo 1
    Si necesitas oración, llámanos:2 771 51 43 o 8 526 73 01

Casa de Oración De Daniel Flores Perez Zeledon Costa Rica

La oració Personal

LA ORACIÓN PERSONAL
No te puedes llamar cristiano si no eres persona de oración, porque cristiano es el que sigue las enseñanzas de Cristo, y una de las enseñanzas básicas de Cristo es la oración, no como mandamiento sino como fruto del Espíritu.
Jesús enseña con el ejemplo
Jesús busca un lugar solitario para orar: "Pero Jesús se retiraba a orar a lugares solitarios donde no había nadie" (Lucas 5,16). No hay duda que Jesús era un personaje de mucha oración, así lo atestiguan otra cantidad de textos bíblicos. Lucas dice que incluso antes de escoger los 12 apóstoles pasó toda la noche anterior en oración (Lucas 6,12-16). Un ejemplo que demuestra una vida de oración profunda es sin duda Juan 17.
Meditación y Reflexiones Cristianas: La Oración Personal
Jesús pide que oremos
El texto bíblico que mejor enfoca la vida de oración del cristiano es el que ilustra la enseñanza de Jesús en lo que llamamos el Sermón del Monte, veamos:
"Cuando ores, no seas como los hipócritas, porque ellos aman el orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles para ser vistos por los hombres; de cierto os digo que ya recibieron su recompensa" (Mateo 6,5).
Cuando ores: Jesús da por hecho que oramos y  no hay discusión de si debemos o no orar.
Hipócritas: En este caso el hipócrita es el que ora para que la gente lo vea, para que digan "¡Oh, que gran hombre de oración!".
NO SIGNIFICA que sea malo orar de pie en los templos o en cualquier otro lugar, lo malo es orar para presumir de bueno.
"Pero tú cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta, y ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto, te recompensará en público" (Mateo 6,6).
La recompensa en público son los frutos de una vida de oración en donde Dios tiene todo bajo control. Es la fe que recibimos.
"Y al orar, no uséis vanas repeticiones, como hacen los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos" (Mateo 6,7).
Los gentiles o paganos acostumbraban orar con rezos que repetían y repetían, aunque no supieran lo que estaban diciendo, pero ellos creían que mientras más repetían esos rezos más los escuchaba su dios.
Jesús termina dándonos el Padre Nuestro, no para que lo repitamos, porque se estaría contradiciendo sino como modelo de oración.
Todos los derechos reservados Casa de Oración de Daniel Flores | Creado por Casa de Oración DF
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=