• Imagen 1 Titulo 1
    Si necesitas oración, llámanos:2 771 51 43 o 8 526 73 01

Casa de Oración De Daniel Flores Perez Zeledon Costa Rica

El Hipnotismo y la Biblia

EL HIPNOTISMO

Se le conoce como hipnotismo, sugestión o sófrosis. No importa su nombre, tiene como propósito alterar la consciencia. Los shamanes indios, los cenobitas griegos, en el Kavanah judío, el yoga, el vudú, la macumba, los ejercicios de los sufíes o el morita japonés, los samurais, los malayos y el efecto del latah, todas estas prácticas alteran el consciente y producen estados alterados del sistema nervioso central o el cerebro, lo cual algunos científicos llaman la "conciencia relajada".

La persona bajo hipnosis está completamente alerta y planifica de acuerdo a las sugestiones del terapeuta. La hipnosis bloquea, calla y desconecta el lóbulo frontal izquierdo, una región envuelta en el planeo, al seleccionar estrategias y analizarlas y estar autoconsciente. Esto crea una vulnerabilidad terrible en el paciente y he aquí uno de los peligros mayores de la hipnosis. Como dijo el psicólogo John Gruzelier, de la Escuela de Medicina de Londres: "el paciente está en completa concentración a cualquier cosa que el terapista está diciendo y sin poder verificar la realidad (por el hecho de que el lóbulo izquierdo está apagado); la gente bajo hipnosis es más receptiva a las sugestiones del terapeuta".

Si el terapista le sugiere al paciente que ha tenido un encuentro con platillos voladores, el paciente le dará una gama de detalles sorprendentes y gráficos del supuesto secuestro. Si él le sugiere que vaya a vidas pasadas, el paciente irá a tales vidas, si le sugiere que fue abusada por su papá cuando era pequeña, el paciente recordará todo con lujo de detalles, todas estas cosas sin haber sucedido jamás. es por ello, que las cortes judiciales americanas no admiten como pruebas válidas los episodios hipnóticos en testigos.

A pesar de la inexactitud del hipnotismo, este es una estrategia demoníaca para desacreditar o desautorizar la Palabra de Dios, la Biblia.

El diablo sabe que el día en que la Sagrada Escritura pierda su autoridad ante el creyente lo habrá desarmado y lo hará vulnerable a su mortal ataque. Pablo nos dice que la Palabra es la espada del Espíritu (Efesios 6,10-17). Jesús vence al Diablo con el poder de la Palabra (Mateo 4,1-11).

Decimos que la hipnosis es una puerta al ocultismo por cuanto se ha demostrado que en la mayoría de sesiones hipnóticas sobresale la regresión a vidas pasadas (reencarnación). Y como lo vimos en temas anteriores, la Palabra de Dios se opone a esta doctrina demoníaca que se quiere justificar con el hipnotismo (Ver Hebreos 9,27 y Tratado No. 6). ¡No te dejes engañar por el Diablo!

Todos los derechos reservados Casa de Oración de Daniel Flores | Creado por Casa de Oración DF
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=