• Imagen 1 Titulo 1
    Si necesitas oración, llámanos:2 771 51 43 o 8 526 73 01

Casa de Oración De Daniel Flores Perez Zeledon Costa Rica

Los Hermanos de Jesus

Los hermanos de Jesús

Infinidad de textos en el Nuevo Testamento hablan de los hermanos de Jesús: Mateo 12,46; 13,55; Hechos 1,14;

Todavía estaba hablando a la muchedumbre (Jesús), cuando su madre y sus hermanos se presentaron fuera y trataban de hablar con él (Mateo 12,46; Marcos 3,31; y Lucas 8,19).

¿No es éste el hijo del carpintero?  ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas? ¿No están todas sus hermanas con nosotros?  (Mateo 13,55-56 y Marcos 6,3).

Después bajo a Cafarnaúm con su madre y sus hermanos y sus discípulos (Juan 2,12).

Y le dijeron sus hermanos: Sal de aquí y vete a Judea,  para que también tus discípulos vean las obras que haces, pues nadie actúa en secreto cuando quiere ser conocido… Es que ni siquiera sus hermanos creían en él (Juan 7,3.5)

Todos estos (los apóstoles) perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos (Hechos 1,14).

¿No tenemos derecho a llevar con nosotros una mujer hermana, como los demás apóstoles y los hermanos del Señor y Cefas? (I Corintios 9,5).

Pero no vi a ningún otro de los apóstoles, sino a Jacobo el hermano del Señor (Gálatas 1,19).

 Es evidente que no es un texto sacado de la manga de la camisa la que prueba la maternidad humana de María: tuvo muchos hijos. Pero ¿por qué la Biblia no habla de los hijos de María sino de los hermanos de Jesús? – Pues obviamente que los evangelios son cristocéntricos y no mariacéntricos, giran en torno a la persona de Jesús y no de María, por ello escriben en referencia a Jesús y no a María. Recordemos que María todavía no era un tema polémico.

Es interesante notar que el término griego ajdelfov" (adelfós) se traduce como hermano carnal o hermano en la fe. Curiosamente este término es el usado por Mateo, Marcos, Lucas, Juan y Pablo cuando se refiere a los hermanos del Señor.

Si leemos detenidamente los textos anteriores deduciremos, sin mucha dificultad, que no se trata de hermanos en la fe, pues en Juan 7,3.5 nos dice que sus hermanos no creían en él.

Tampoco son apóstoles o discípulos por dos razones: una, porque no creían en él (Jn 7,3-5) y otra porque el mismo texto hace la diferencia entre los hermanos del Señor y los apóstoles o discípulos (Juan 2,12 y Hechos 1,13-14).

Tampoco son primos o parientes, como dijo San Jerónimo en su tratado contra Helvidio en el año 383 por cuanto el término usado es ajdelfov" (adelfós) que se traduce como hermano, y no avvnejyio" (anepsiosjv) que se traduce como primo o suggeni" (sugénis) que se traduce como pariente. Además es comprensible el criterio del exégeta, por cuanto la doctrina mariana en su tiempo ya había sido aceptada, y por ende él tenía que buscar argumentos que concordaran con el pensamiento de la Iglesia de su tiempo, por ello su argumento no puede ser válido, o al menos es dudoso, aparte de que contrasta con el pensamiento eclesial de los primeros siglos.

Repito, curiosamente los cuatro evangelios, el libro de Hechos y Pablo usan el término ajdelfov" (adelfós) que se traduce como hermano y ni uno solo utiliza los otros.

Los hijos de María

¿Será posible encontrar algún nexo que indique que los hermanos de Jesús eran hijos de María, para terminar de aclarar el asunto?

Partamos de los nombres de los hermanos de Jesús, a saber:

¿No es éste el hijo del carpintero?  ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas? ¿No están todas sus hermanas con nosotros?  (Mateo 13,55-56 y Marcos 6,3).

Tenemos que los hermanos de Jesús son Jacobo, José, Simón y Judas, y que ninguno de ellos era apóstol o discípulo del Señor, antes de la asunción al cielo. Tome nota de eso.

¿Quiénes estaban al pie de la cruz de nuestro Señor, cuando lo crucificaron? Para ello acudiremos al Evangelio según san Juan, que según dicen era el discípulo amado del Señor que se quedó con María, después de la muerte de nuestro Señor, veamos:

“Junto a la cruz de Jesús estaban su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Clopás, y María Magdalena” (Juan 19,25).

25EiJsthvkeisan de; para; tw`/ staurw`/ tou`  jIhsou` hJ mhvthr aujtou` kai; hJ ajdelfh; th`" mhtro;" aujtou`, Mariva hJ tou` Klwpa` kai; Mariva hJ Magdalhnhv.

Aquí tenemos que al pie de la cruz estaba su madre María, la hermana de su madre, María la mujer de Clopás y María Magdalena. Parece que había cuatro mujeres:

1.     La madre de él, como es obvio, lo dice Juan que se quedó con ella después de la muerte de Jesús.

2.     La hermana de la madre de él.

3.     María la de Clopás.

4.     María Magdalena.

Es interesante notar que muchos hablan de las tres Marías, pero parece absurdo que la hermana de María también se llamara María; ¿qué padre le va a poner a dos de sus hijas el mismo nombre? Al menos no es la costumbre en el pueblo judío o en la literatura bíblica.

Pero veamos lo que dice otro testigo al respecto, analicemos la versión de Mateo:

Había allí muchas mujeres mirando desde lejos, aquellas que habían seguido a Jesús de Galilea para servirle. Entre ellas estaban María Magdalena, María, la madre de Jacobo y de José, y la madre de los hijos de Zebedeo (Mateo 27,55-56).

55 Hsan de; ejkei` gunai`ke" pollai; ajpo; makrovqen qewrou`sai, ai{tine" hjkolouvqhsan tw`/  jIhsou` ajpo; th`" Galilaiva" diakonou`sai aujtw`/: 56ejn ai|" hn Mariva hJ Magdalhnh; kai; Mariva hJ tou`  jIakwvbou kai;  jIwsh;f mhvthr kai; hJ mhvthr tw`n uiJw`n Zebedaivou.

Lo primero que dice Mateo, testigo directo de los hechos, igual que Juan, es que había muchas mujeres.  Pero de las muchas describe a tres mujeres:

1.     María Magdalena (que también describe Juan)

2.     María la madre de Jacobo y de José

3.     La madre de los hijos de Zebedeo

Es curioso que no mencionara la madre de Jesús, ¿o sí la mencionó y no nos dimos cuenta? La segunda María es madre de Jacobo y de José, y resulta que Jacobo y José son hermanos de Jesús, según Mateo 13,55-56. Por lo que podemos inferir que el texto está diciendo, indirectamente, que los hermanos de Jesús, Jacobo y José, son hijos de María.

Analice también los otros evangelios y encontrará coincidencias muy parecidas: Marcos 15,40; Lucas 24,10.

Cabe acotar que no existe ningún elemento milagroso en la muerte de María, pues los Evangelios o el mismo Juan no menciona nada extraño al respecto y se sobreentiende que cuando Juan escribe, 100 d.C., ya María había fallecido. Entonces el asunto de que fue asunta al cielo, hay que ver de dónde se tomó.

Todos los derechos reservados Casa de Oración de Daniel Flores | Creado por Casa de Oración DF
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=