• Imagen 1 Titulo 1
    Si necesitas oración, llámanos:2 771 51 43 o 8 526 73 01

Casa de Oración De Daniel Flores Perez Zeledon Costa Rica

El talón de Aquiles

EL TALÓN DE AQUILES

Según la Mitología griega Aquiles fue sumergido en la aguas del infernal río Éstige, o Estigio, por su madre, para hacerlo invulnerable, pero como lo sujetó por el talón, éste quedó sin protección.  Aquiles pereció a consecuencia de una herida en el talón, causada por un flechazo de Paris o, según otros, del dios Apolo.

Los cristianos, a semejanza de Aquiles, tenemos partes vulnerables por donde Satanás nos puede tentar y de esa manera matar espiritualmente.

Satanás quiso destruir a Jesús a través de tres tentaciones que menciona la Biblia, y Jesús venció esas tres tentaciones con el poder de la Palabra de Dios.

Nuestro Señor fue tentado a romper un ayuno (Mt 4,2-3); a hacerse famoso (Mt 4,5-6) y a tener un gran poder político y económico sobre el mundo (Mt 4,8-10). Cada una de esas tentaciones la venció con el conocimiento que tenía de la Palabra de Dios.

A la tentación de romper el ayuno respondió al Diablo con el texto de Deuteronomio 18,3: "Escrito está, no solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios" (Mt 4,4).

A la tentación de hacerse famoso respondió al Diablo con Deuteronomio 6,16: "Jesús le dijo: Escrito está también: no tentarás al Señor tu Dios" (Mt 4,7).

A la tentación de poderío político y riquezas le responde con Deuteronomio 6,13: "Entonces Jesús le dijo: Vete Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás y solo a el darás culto" (Mt 4,10).

Esto nos enseña que podemos vencer las tentaciones con ayuda de la Palabra de Dios. Veamos algunos textos bíblicos que nos ayudan a vencer diversas tentaciones que el Diablo nos va a presentar.

La Tentación de decir malas palabras: "Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes" (Efesios 4,29).

Las tentaciones de fornicar, idolatría, adulterio, afeminamiento, homosexualismo, robar, avaricia, emborracharse, maldecir a otro, estafar: "No os engañéis: ni los fornicarios, ni los  idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios" (I Corintios 6,9-10).

Para otras tentaciones: "Manifiestas son las obras de la carne..." (Gálatas 5,19-21).

Todos los derechos reservados Casa de Oración de Daniel Flores | Creado por Casa de Oración DF
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=