• Imagen 1 Titulo 1
    Si necesitas oración, llámanos:2 771 51 43 o 8 526 73 01

Casa de Oración De Daniel Flores Perez Zeledon Costa Rica

Culto a los Santos

Culto a los santos

No siempre se dio culto a los santos en la Iglesia cristiana; no siempre se canonizaba a algunos como santos; no siempre se le hacía altares, se le rezaba o se le pedía favores a los "santos".

La Biblia dice

En la Iglesia que Cristo fundó, la que dirigió Pedro, Pablo y todos los apóstoles nunca canonizaron a nadie ya que todos eran llamados santos. Todo cristiano automáticamente era santo, todo creyente era santo porque había sido perdonado por Jesús y por ende no tenía pecado (Efesios 1,1; Filipenses 1,1; Romanos 1,7 y 16,15; etc.).

Además a ningún santo se le daba culto ya que solo a Dios se le podía dar culto, así lo dijo Jesús: "Vete Satanás, porque la Escritura dice: Al Señor tu Dios adorarás y sólo a el darás culto" (Mateo 4,10).

Además, darle culto a un santo es una forma de espiritismo abominable a Dios, según Deuteronomio 18,10-12 ya que sería consultar a un muerto.

La Historia dice:

Un equipo de filósofos, sociólogos y teólogos católicos dicen en su libro "Iglesia", de la editorial verbo divino que el culto a los santos es una de las principales prácticas religiosas nacidas en la religiosidad popular (P. 111). Esto significa que los expertos católicos saben que el culto a los santos no es una práctica nacida en la Biblia sino en el pueblo.

La costumbre del pueblo romano era tener miles de dioses. Ellos creían que sus dioses y diosas habían sido una vez héroes vivientes en la tierra y después de muertos habían pasado a un plano más elevado. Por eso se les rendía culto y se les pedía favores. Cada día y cada mes estaba protegido por un dios especial: Vesta era la diosa de los panaderos; Hércules el dios del vino; Opus diosa de la fortuna, etc.

Cuando Teodocio obligó a todo el mundo a ser cristiano, ésta práctica también ingresó. El pueblo seguía adorando a sus dioses e invocándolos. La Iglesia comenzó a cambiar a dioses por santos. De esta manera, el pueblo sin darse cuenta, de pronto se encontró adorando a santos en lugar de a sus dioses anteriores. Como la costumbre pagana de dar culto a sus dioses y tenerle una imagen con su altar para adorarla, igual se hizo con el culto a los santos, con su imagen y altar. Hay santos también para cada día, como había un dios para cada día; hay santos para cada ocasión como había un dios para cada ocasión.

En este momento hay muchos más santos que los dioses que había en Roma en aquel entonces, pero el culto a los santos es una réplica del culto a los dioses de aquel entonces.

Todos los derechos reservados Casa de Oración de Daniel Flores | Creado por Casa de Oración DF
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=