• Imagen 1 Titulo 1
    Si necesitas oración, llámanos:2 771 51 43 o 8 526 73 01

Casa de Oración De Daniel Flores Perez Zeledon Costa Rica

Ídolos o Imágenes

Ídolos o imágenes

Especialistas católicos afirman que al principio, durante los primeros siglos la Iglesia Católica no tenía templos, ni imágenes, ni altares (Historia de la Iglesia. Hertling. P.51.54.68).

En el Antiguo Testamento

Primero preste atención a este texto del Antiguo Testamento:

"No harás para tí esculturas, ni imagen alguna de cosa que está arriba en los cielos, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas ni las servirás, porque yo soy el Señor tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad sobre los hijos..." (Deuteronomio 5,8-9).

Lea también Éxodo 20,4-5 y Deuteronomio 4,15-19.

En el Nuevo Testamento

Ahora leamos un texto bíblico del Nuevo Testamento

"Siendo pues, familia de Dios, no debemos pensar que Dios sea semejante al oro, plata, piedra preciosa, escultura de arte y de imaginación de hombre" (Hechos 17,29).

Si leemos el contexto de este verso veremos que Pablo discutía con los atenienses asuntos de idolatría (Hechos 17,16) y la cantidad de imágenes religiosas que presenciaba (Hechos 17,17-29).

La historia

La historia hebrea nos enseña que las imágenes de Dios o de los profetas eran prohibidas y todavía son prohibidas. No encontramos vestigios de imágenes en el pueblo hebreo a lo largo de su historia, evidenciando la correcta interpretación que los cristianos le damos a estos pasajes. Tampoco los expertos encuentran vestigios de imágenes en los primeros siglos de la Iglesia cristiana.

 Las imágenes ingresaron a la Iglesia en el siglo IV cuando el emperador romano Teodocio obligó a todo el imperio a hacerse cristiano. Por temor a las represalias y a la muerte los adoradores de otros dioses se hicieron cristianos. Con su entrada al cristianismo también ingresaron sus prácticas paganas y supersticiosas.

La Iglesia para frenar este fuerte sincretismo (fusión de cristianismo y paganismo) optó por bautizar algunas imágenes de dioses como cristianas: así vemos a Jesús como el dios solar; una imagen de Júpiter se le denominó Pedro. También se les permitió hacer imágenes de Jesús, María y de santos. Estas imágenes desde un principio recibían culto y adoración, igual como habían hecho con las imágenes de sus dioses anteriores.

Desde entonces continúa hasta nuestros días esta práctica pagana y antibíblica del culto a las imágenes y en muchos sectores se les da culto, se les enciende velas y hasta se les adora.

Todos los derechos reservados Casa de Oración de Daniel Flores | Creado por Casa de Oración DF
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=