• Imagen 1 Titulo 1
    Si necesitas oración, llámanos:2 771 51 43 o 8 526 73 01

Casa de Oración De Daniel Flores Perez Zeledon Costa Rica

¿Por qué dejé el Catolicismo?

¿Por qué dejé la Iglesia Católica?

Nací en el seno de la Iglesia Católica. Desde pequeño me atrajeron los asuntos religiosos: la vida de los santos y la Biblia. Comencé a leerla cuando tenía 9 o 10 años. A la edad de 17 años comencé en el movimiento carismático donde serví al Señor junto con mi hermano Miguel en el campo de la música y la predicación, formando grupos de oración en muchas parroquias y filiales. Luego me convertí en profesor de religión. Comencé mis primeros pasos en los colegios de Ciudad Cortés y Palmar Norte. Ocho años impartiendo Educación Religiosa. Después me decidí ser sacerdote católico e ingresé al Seminario Central en Paso Ancho: cuatro años en el Seminario. Ahí saqué mi bachillerato en Filosofía que tanto me ha servido.

En el Seminario Central me destaqué en el campo de los Medios de Comunicación Social y llegué a ser el director de la comisión de comunicación social: tenía a cargo el programa Un Encuentro con Cristo en Canal 7, Con Cristo y María en Radio Fides, la página del Seminario en el Eco Católico y fundé "La Voz del Seminarista" en Radio Sinaí. Participe en un retiro para sacerdotes en Monterrey, México, con algunos compañeros. Es decir tenía una vida hermosa.

En ese tiempo me realizaba en el campo de la Renovación Carismática Católica, orábamos por los enfermos, cantábamos al Señor y predicábamos la Palabra del Señor: mucha gente venía a los pies del Señor.

En el Seminario Central no vieron con buenos ojos que fuera de la Renovación Carismática pues lo consideraban un movimiento protestante dentro de la iglesia católica. En varias ocasiones me advertían contra esta idea pero yo no desistí. Me dijeron que me tomara un año para que pensara que el sacerdote es para todos los grupos y no solo para un movimiento eclesial. En ese año que salí del seminario comencé, con mi hermano Miguel, cuatro grupos de oración fuertes en la Iglesia Católica de Rivas, el Hoyón, Pedregoso y la Hermosa (todos en Pérez Zeledón). Los grupos fueron un éxito rotundo y las iglesias se llenaban al tope: todos venían para que oráramos por sus enfermedades, la gente oraba y comenzaban a leer la Biblia, los jóvenes llenaban los templos católicos en todas las filiales que visitábamos.

El obispo de Pérez Zeledón, Ignacio Trejos Picado y el párroco, Hugo Barrantes, nos dijeron que hiciéramos oración pero que no oraran por los enfermos sobre todo con eso que llaman descanso en el Espíritu. Nosotros no podíamos detener eso, pues en nuestro corazón veíamos que eso era lo que producía los milagros y las sanidades. Nos llegó una carta del obispo prohibiéndonos orar por los enfermos y hacer oración en los templos católicos.

Hicimos la Casa de Oración en Daniel Flores, Pérez Zeledón, San José. Comenzamos a orar, pese a la prohibición de la Iglesia Católica. Mucha gente comenzó a venir y fueron sanados. Mi hermano formó la Casa de Oración en el Hoyón y yo me quedé con la de Daniel Flores. Ahí seguimos orando por los enfermos, predicando la Palabra de Dios y cantando al Señor.

Todos los derechos reservados Casa de Oración de Daniel Flores | Creado por Casa de Oración DF
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=